,

Cómo elegir un frigorífico que mejor se adapte a tus necesidades

COMO ELEGIR un FRIGORÍFICO IDEAL
81 / 100

Cómo elegir un frigorífico

¿Estás pensando en comprar un nuevo frigorífico para tu hogar? Si es así, seguramente te habrás dado cuenta de que hay una gran variedad de modelos, marcas y características disponibles en el mercado.

¿Cómo elegir el frigorífico que mejor se adapte a tus necesidades?

En este artículo te damos algunos consejos para que puedas tomar una decisión acertada.

COSAS A TENER EN CUENTA A LA HORA DE ELEGIR UN FRIGORÍFICO

  1. Lo primero que debes tener en cuenta es el espacio del que dispones en tu cocina. No todos los frigoríficos tienen las mismas medidas ni la misma capacidad, por lo que deberás medir bien el hueco donde vas a colocarlo y compararlo con las dimensiones del aparato que te interese. También debes tener en cuenta el sentido de apertura de las puertas, ya que algunos modelos permiten cambiarlo y otros no.
  2. Otro aspecto importante es el consumo energético del frigorífico. Los frigoríficos son electrodomésticos que están funcionando las 24 horas del día, los 365 días del año, por lo que su impacto en la factura de la luz y en el medio ambiente es considerable. Por eso, te recomendamos que elijas un frigorífico con una etiqueta energética de clase A+++ o A++, que son los más eficientes y los que menos consumen. Aunque su precio sea más elevado, a la larga te saldrá más rentable.
  3. También debes tener en cuenta la altura del frigorífico, ya que algunos modelos pueden ser más altos que los armarios de la cocina y romper la estética.
  4. Por último, debes elegir el diseño y el color del frigorífico que más te guste y que combine con el estilo de tu cocina. Hay frigoríficos de diferentes formas (combi, americano, integrable, etc.), materiales (acero inoxidable, cristal, etc.) y colores (blanco, negro, rojo, etc.). Lo importante es que te sientas cómodo con tu elección y que disfrutes de tu nuevo frigorífico durante muchos años
  5. También debes fijarte en las prestaciones y funciones que ofrece el frigorífico. Algunas de las más habituales son:

– No frost: evita la formación de escarcha y hielo en el interior del frigorífico y del congelador, lo que facilita su limpieza y mantenimiento y mejora la conservación de los alimentos.

– Zona 0º: es un compartimento especial donde se mantiene una temperatura cercana a los 0ºC, ideal para guardar alimentos frescos como carne, pescado o lácteos.

– Cajón para frutas y verduras: es un cajón con un sistema de control de humedad que permite mantener las frutas y verduras frescas durante más tiempo.

– Dispensador de agua o hielo: es una función muy práctica que permite obtener agua fría o hielo sin necesidad de abrir el frigorífico.

– Conexión wifi: algunos modelos de frigoríficos se pueden conectar a internet a través de una aplicación móvil, lo que permite controlar su funcionamiento, ver su contenido o recibir alertas en caso de avería.

CAPACIDAD DE UN FRIGORÍFICO

Otro aspecto importante es la capacidad del frigorífico. Esto dependerá del número de personas que vivan en el hogar y de los hábitos de consumo y almacenamiento de alimentos. Por lo general, se recomienda que cada persona tenga entre 50 y 70 litros de capacidad en el frigorífico y entre 15 y 25 litros en el congelador.

Sin embargo, si sueles comprar mucha comida fresca o congelada, o si te gusta hacer grandes compras para ahorrar tiempo y dinero, quizás necesites más espacio. En cualquier caso, no conviene comprar uno demasiado grande si no vas a llenarlo, ya que consumirá más energía y desperdiciará espacio.

EFICIENCIA ENERGÉTICA 

La eficiencia energética es otro factor clave a la hora de elegir un frigorífico. Los frigoríficos son electrodomésticos que están funcionando las 24 horas del día, los 365 días del año, por lo que su consumo eléctrico puede suponer una parte importante de la factura de la luz.

Por eso, es conveniente optar por uno con una buena calificación energética, preferiblemente C o B, ya que consumen menos que los de clase A. Además, los frigoríficos más eficientes suelen ser más silenciosos y duraderos.

Otra cuestión a tener en cuenta es el diseño y las prestaciones del frigorífico. Existen diferentes tipos de frigoríficos según su distribución: de una puerta, de dos puertas (frigorífico y congelador), combi (congelador abajo), americano (con dos puertas laterales) o integrable (que se oculta tras un panel).

Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes, por lo que deberás valorar cuál se adapta mejor a tus gustos y necesidades.

También hay que fijarse en las características adicionales que puede ofrecer el frigorífico, como el sistema de enfriamiento (No Frost o cíclico), el dispensador de agua o hielo, el control electrónico de temperatura, las bandejas extraíbles o regulables, los compartimentos especiales para frutas y verduras o carnes y pescados, etc.

Como ves, hay muchos aspectos a considerar a la hora de elegir un frigorífico para el hogar. Lo más importante es que compares diferentes opciones y te informes bien antes de comprar. Así podrás disfrutar de un frigorífico que cumpla con tus expectativas y te facilite la vida en la cocina.

como elegir un frigorífico

como elegir un frigorífico

Otros consejos de nuestro BLOG

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *