3 remedios caseros para limpiar fácil y rápido el horno

remedios-caseros-limpiar-horno

El horno es uno de los principales electrodomésticos de nuestra cocina y, por esa razón, es muy importante mantenerlo limpio para que siempre esté perfecto y preparado para la elaboración de una nueva receta.

Pero lo cierto es que mantener el horno siempre en buen estado no siempre es fácil cuando la suciedad se incrusta en las paredes, en las rejillas o bandejas del mismo. Es por ello por lo que hemos preparado este post para compartir contigo 3 remedios caseros para limpiar el horno (¡y muy baratos!) que lograrán que realices esta tarea de una forma rápida, sencilla y sin grandes esfuerzos con elementos que seguro tienes en casa.

Limón para limpiar el horno

Para limpiar tu horno con este método deberás seguir los siguientes pasos:

  • Ten a mano una fuente para horno. Exprime en ella el zumo de 2 limones y llena 1/3 de la fuente de agua.
  • Sin quitar las rejillas del horno, coloca el recipiente en el interior y hornea durante 45 minutos a unos 100º.
  • Una vez pase el tiempo, deja enfriar el horno y utiliza un estropajo para limpiarlo por dentro. Notarás que la suciedad sale con bastante facilidad.
  • Para retirar los restos que no consigas eliminar con el estropajo, haz uso de una espátula de silicona. Esta no rayará tu horno y te ayudará a dejar el electrodoméstico impoluto.
  • Cuando termines, seca el interior de tu horno con un paño limpio.

Limpiar el horno con bicarbonato

Si tienes a mano vinagre blanco y bicarbonato de sodio puedes hacer lo siguiente para limpiar tu horno:

  • Tras vaciar completamente el horno, mezcla en un recipiente media taza de bicarbonato de sodio con agua hasta que la textura obtenida sea una pasta.
  • Unta la pasta en las zonas más sucias de tu horno, evitando los ventiladores y otras zonas de calefacción del horno.
  • Deja reposar la masa dentro del horno apagado durante toda una noche.
  • Retira la pasta con un paño húmedo. Puedes ayudarte de una espátula de silicona para las zonas más rebeldes.
  • Prepara un pulverizador con el vinagre blanco para aquellos restos que se resistan y ayúdate del paño húmedo para dejar perfecto tu horno.

Levadura para eliminar suciedad incrustada

Si no cuentas con bicarbonato de sodio en casa, puedes limpiar tu horno con levadura y vinagre.

  • Mezcla en un recipiente unas cucharadas de levadura con agua hasta crear una pasta homogénea.
  • Aplica el mejunje dentro del horno en las zonas con más suciedad (evita ventiladores y zonas de calefacción).
  • Deja que la pasta haga efecto durante un mínimo de 12 horas.
  • Haz uso de un paño húmedo de cocina para retirar los restos y ayúdate de un spray con agua y vinagre para eliminar la suciedad por completo. El vinagre al entrar en contacto con la levadura reaccionará formando espuma. Elimínalo con la ayuda de un trapo húmedo.
  • Una vez retires todo el producto, enciende tu horno durante 20 minutos a una temperatura baja para que se seque completamente.

¡Y listo! Tras aplicar cualquiera de estos tres trucos caseros para limpiar tu horno podrás disfrutar de nuevo del mismo para elaborar una deliciosa receta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.